Partida de Changelling : The Lost

La historia cuenta que hubo una vez un troll, una bestia que cenaba carne humana y tallaba mangos de cuchillo con los huesos. El negocio iba bien, y el troll decidió que necesitaba ayuda en su taller. Una noche, robó en una aldea y se llevó a los tres hijos de un zapatero. El ogro hizo trabajar a los tres chicos en su taller. En el taladro, el torno, el cincel y el punzón por largas horas. Cada día, al amanecer, los golpeaba, y los alimentaba con restos de carne cruda. Una noche el mayor de los chicos cogió una de los cuchillos que había hecho para el troll y se arrastró hacia él mientras dormía. Pero el cuchillo chillo con fuerza y no pudo matar al troll, y el troll se despertó y cocinó al chico en un tarta y forzó a cada uno de sus hermanos a comer un trozo, antes de que los golpease tan fuerte que fueran todo cardenales. El segundo hijo hizo una ganzúa así podría abrir la puerta del taller del troll, y por la noche se arrastró hasta la puerta y forzó la cerradura. Pero el troll estaba esperándolo detrás de la puerta, y cortó al muchacho en pedacitos y lo cocinó en un estofado, y con el alimentó al hijo menor antes de golpearlo tan fuerte que todos sus dientes estuvieron rotos y su boca estuvo llena de sangre. El tercer chico trabajó tan duro y tan bien en el taller que el monstruo podía encontrar cada vez menos razones para golpearlo, y los cuchillos que el chico hacía estaban preciosamente tallados, y el troll encontró que podía venderlos por más oro del que nunca antes había podido. Un día, el troll entró en el taller, y se inclinó sobre el hombro del chico mientras éste tallaba el mango de un cuchillo, y el chico señaló un detalle del tallado, y el troll se estiró más para ver, y rápido como un rayo el chico giró su mano y apuñaló al troll en el ojo. Y ese fue el fin del troll. El chico quería huir, pero se volvió y vio que el taller estaba ahora vació. Y no lo dejó. Comió la comida del troll y durmió en la cama del troll. Y ahora cena carne humana, y talla mangos de cuchillo con los huesos. Y el negocio va bien. Pronto, un día, necesitará ayuda

 

Todos los jugadores que vengan disfrazados a la partida llevarán un papel especial en la misma 🙂

 

Jugadores : Máximo 5
Tipo de partida : Abierta

Anuncios

Acerca de José Luis Rodríguez Espín

La vida siempre nos sorprende cuando menos lo estamos esperando. Ver todas las entradas de José Luis Rodríguez Espín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: